Contratos indefinido

  • por
Despido improcedente

Aunque coloquialmente se le llame trabajo indefinido, en realidad estamos hablando de un contrato de duración indeterminada o contrato indefinido.

El contrato indefinido es aquel en el que empresario y trabajador no han previsto fecha de finalización del contrato, porque la finalidad del mismo es que sea permanente.

Forma de celebración del contrato indefinido

El contrato indefinido se puede celebrar por escrito o verbal puesto que la normativa solo exige la forma escrita

«(…) cuando así lo exija una disposición legal y, en todo caso, los de prácticas y para la formación y el aprendizaje, los contratos a tiempo parcial, fijos-discontinuos y de relevo, los contratos para la realización de una obra o servicio determinado, los de los trabajadores que trabajen a distancia y los contratados en España al servicio de empresas españolas en el extranjero. Igualmente constarán por escrito los contratos por tiempo determinado cuya duración sea superior a cuatro semanas» (art. 8.2 ET).

Cualquiera de las partes es decir trabajador o empresario, puede exigir que el contrato se formalice de forma escrita, y en el caso de que en los supuestos de art. 8.2 ET si no se observara el requerimiento se presumirá a tiempo indefinido y a jornada completa, salvo prueba en contrario.

Con independencia de que se formalice por escrito o no , el empresario está obligado a dar de alta al trabajador en la Seguridad Social, en el plazo de diez días desde su concertación (art. 1 RD 1424/2002).

Además hay que tener en cuenta que se considerarán  trabajadores fijos, cualquiera que haya sido la modalidad de su contratación, los trabajadores que no hubieran sido dados de alta en la Seguridad Social.

El artículo 15.3 ET establece que “Se presumirán por tiempo indefinido los contratos temporales celebrados en fraude de ley “

Es también importante tener en cuenta de que el hecho de que sea indefinido no tiene por qué ser necesariamente a tiempo completo.

Podemos encontrar:

Indefinido a tiempo completo:

Este tipo de contrato establece una jornada diaria completa y las tareas a desarrollar deben estar relacionadas con la actividad principal de la empresa y no deben ser tareas esporádicas.

Indefinido a tiempo parcial:

En esta modalidad se establece una jornada diaria reducida a la mitad. El resto de las características serían similares al anterior.

Fijo discontinuo:

El periodo de duración es indefinido, pero en este caso, solo prestas servicio durante periodos regulares a lo largo del año. Normalmente desarrollas actividades que dependen de las estaciones (sector turismo, agrario…) o de las demandas de mercado.

Y si hablamos de despido, es decir que se ha extinguido la relación laboral y se declara como despido improcedente o es reconocido como tal por el empresa.

Si tiene alguna duda puede ponerse en contacto.