los repartidores de Glovo son falsos autónomos

  • por

En un comunicado del Tribunal supremo se pronuncia por primera vez  y establece que los repartidores o riders de Glovo son falsos autónomos.

¿Qué es ser riders o repartidor?

Los habrás visto en las calles infinidad de veces, van en bicicletas (por eso lo de rider), o en patines eléctricos, incluso en motos. Llevan una gran mochila en la espalda con el logo de la empresa para la que «trabajan».

Y su trabajo consiste básicamente en hacer recados, comprar un producto y llevarlo a casa, llevar un documento de un lugar a otro, etc.

¿Los repartidores de Glovo son autónomos o personal laboral?

Hasta la actualidad el modelo de negocio de los repartidores de Glovo se asentaba en que fueran autónomos,   se apuntan a la plataforma para trabajar en ella.  Son ellos quienes deciden cuándo trabajar o aceptar los pedidos.. Cuando alguien hace un pedido, los repartidores reciben una notificación y deciden si pueden hacerse cargo o no del recado. Están disponibles todos los días del año desde las 8 de la mañana hasta las 12 de la noche.

Durante un tiempo han llegado sentencias  contradictorias sobre este tipo de empresas.

Pero esta semana se ha dado un duro golpe a este modelo de empresa.

Ya que  Tribunal Supremo declara la existencia de la relación laboral entre Glovo y un repartidor. Tumbando así un modelo instaurado desde hace tiempo.

La Sala sostiene que este tipo de empresas (por ejemplo Glovo o Deliveroo) no es una mera intermediaria en la contratación de servicios entre comercios y repartidores.

Argumenta el TS  que concurren las notas definitorias del contrato de trabajo, examinando en particular las de dependencia y ajenidad. Además la empresa fija las condiciones esenciales para la prestación del servicio y los repartidores no disponen de una organización empresarial propia.

La primera demanda de un riders

La primera demanda la plantea un trabajador de Glovo en el año 2015.

Durante estos años, se han ido cercando por parte de las inspecciones trabajo a este tipo de empresas, exigiéndoles que se diera el alta a los trabajadores como asalariados y no como autónomos.

Es la primera vez que el Tribunal Supremo se pronuncia sobre este tipo de  relación laboral

Aunque el texto de la sentencia no se conoce todavía, pero indica a que dirección apunta la futura doctrina.

Este fallo llega a raíz de un recurso de casación presentado por un ex rider de Glovo, Isaac Cuende, y el TSJ Madrid 1155/2019, de 27 de noviembre.

Aunque esta cuestión está lejos de resolverse, porque también debemos tener presente la decisión que tome el TJUE sobre este asunto. No debemos olvidar que es un gran paso.

Si tiene alguna duda puede pedir cita o ponerse con contacto.