Despido improcedente

  • por
Despido improcedente

Desde siempre un tema candente en derecho laboral es la indemnización por despido improcedente.

En este artículo explicaremos todos los puntos, a destacar.

Como todo contrato, el de trabajo también puede extinguirse. Provocando el fin de la relación laboral. Esta extinción puede llevarse a cabo mediante el despido

¿Qué es el despido?

Es la decisión por parte del empresario por la que se pone fin a la relación laboral que le unía con el trabajador.

De esta forma, el empleado no prestará sus servicios al empresario y este quedará liberado de su obligación salarial.

El despido forma parte del principio de libertad de empresa, en la que el empresario como titular y responsable de la misma.

Aunque el Ordenamiento Jurídico trata de limitar esta facultad de decisión otorgando una especial protección al trabajador.

Por ello, el despido requiere de una causa o motivo, y de unos requisitos formales.

Las modalidades de despidos:

  1. Disciplinario: por conducta reprobable del trabajador.
  2. Despido por causas objetivas: por motivos económicos, productivos, técnicos u organizativos,
  3. Despido colectivo: en función del número de trabajadores afectados.
  4. También la modalidad de causas objetivas ampara otros tipos de despidos que se fundamentan en causas ajenas a la conducta del trabajador, como el despido por ineptitud y el despido por falta de adaptación a las modificaciones técnicas operadas por el empresario.

La Ley además de exigir una causa justa, exije otros requisitos que deben ser observados como la forma escrita, el preaviso o licencias para encontrar otro empleo, la indemnización, etc.

Una vez despedido, ¿Puedo volver a trabajar en la misma empresa?

La respuesta es afirmativa, si una vez sometido ese despido a control judicial se decide que este despido es improcedente el empresario puede optar por el despido o readmisión.

O en el caso de que el despido fuera calificado como nulo.

¿Qué es el despido improcedente?

Previsto en el Artículo 56 ET.

Notificada la carta de despido al trabajador, este podrá reclamar judicialmente contra la decisión de extinción del contrato de trabajo en el plazo de 20 días hábiles desde el día siguiente a su fecha de efectos.

Es la jurisdicción social la que tiene competencia para calificar el despido disciplinario, que podrá ser declarado procedente, improcedente o nulo:

  1. Se declarará procedente el despido cuando se acredite el incumplimiento alegado por el empresario en la carta de despido.
  2. Si se declara el despido improcedente cuando en el mismo no se hubiera respetado la forma prevista legalmente, o no se hubiera podido probar el incumplimiento alegado por el empresario en la carta de despido.

La declaración de improcedencia del despido determina que el empresario deba escoger entre:

  • Readmitir al trabajador en las mismas condiciones, abonándole los salarios dejados de percibir desde la efectividad del despido hasta la notificación de la sentencia que lo declara improcedente (salarios de tramitación).
  • Indemnizar al trabajador. El abono de la indemnización determinará la extinción del contrato de trabajo, que se entenderá producida en la fecha del cese efectivo en el trabajo.

¿Qué indemnización me corresponde por despido improcedente?

Contratos celebrados formalizados después del 12 de febrero de 2012: El trabajador tendrá derecho a una indemnización consistente en 33 días por año de servicio, prorrateándose por meses los periodos de tiempo inferiores a un año hasta un máximo de 24 mensualidades.

Cuando se trate de un despido improcedente de un contrato formalizado con anterioridad al 12 de febrero de 2012 se calculará a razón de 45 días de salario por año de servicio por el tiempo de prestación de servicios anterior a dicha fecha de entrada en vigor, y a razón de 33 días de salario por año de servicio por el tiempo de prestación de servicios posterior.

El importe indemnizatorio no podrá ser superior a 720 días de salario, salvo que el cálculo de la indemnización por el periodo anterior al 12 de febrero de 2012, resultase un número de días superior, en cuyo caso se aplicará este como importe máximo, sin que dicho importe pueda ser superior un número de días, en cuyo caso se aplicará este como importe máximo, sin que dicho importe puedas ser superior a 42 mensualidades en ningún caso (art. 56.1 ET).

Si tiene alguna duda puede ponerse en contacto con nuestro equipo estaremos encantados de ayudarles.