Cuota alimentaria y custodia compartida

  • por

Custodia compartida

Derecho de familia

¿Se paga pensión alimenticia con la custodia compartida?

Es habitual considerar que, una vez establecida la custodia compartida, los alimentos de los hijos se deben cubrir por los progenitores en los tiempos de convivencia con cada uno de ellos.  Se ha extendido así la creencia generalizada de que bajo esta modalidad de custodia no se establecen alimentos a ninguno de los progenitores.

Entre los mitos más frecuentes, este es el más común.   La opinión general es que este tipo de modalidad de guarda y custodia de los hijos no debe señalar pensión de alimentos.

En los últimos tiempos se ha generalizado el régimen de custodia compartida de los hijos, y esto ha motivado que los Tribunales han tenido que ir resolviendo las distintas problemáticas que cada caso plantea, y entre ellas la del establecimiento de la pensión de alimentos cuando existe desproporción entre los ingresos de los cónyuges.

En nuestro despacho siempre recomendamos llegar a un divorcio mutuo acuerdo, en el que se decidan la pensión de alimento según la situación económica de cada progenitor.

Hay que recordar que la obligación de prestar alimentos a los hijos menores de edad es un deber  que deriva de la función parental (art. 154 CC). Rigen las previsiones del art. 93 en relación con los arts. 145 y 146 CC, que obligan a fijar la contribución de cada progenitor y a adoptar las medidas que aseguren su efectividad.

La custodia compartida no exime de su pago cuando exista una desproporción importante entre los ingresos de uno y otro progenitor. También en aquellos casos en los que uno de ellos no perciba ningún ingreso.

Por eso lo mejor es acudir a un abogado de divorcio en Alicante que le asesore correctamente.

El Tribunal Supremo sentó esta doctrina en sentencia de fecha 11 de febrero de 2016, confirmando que el padre debía pasar una pensión alimenticia a su ex mujer para la manutención de sus dos hijas menores en régimen de custodia compartida.

Sentencia del TS, Sala Primera, de lo Civil, de 11 de febrero de 2016, en la que establece expresamente que «Esta Sala debe declarar que la custodia compartida no exime del pago de alimentos, cuando exista desproporción entre los ingresos de ambos cónyuges, o como en este caso, cuando la progenitora no percibe salario o rendimiento alguno (art. 146 C. Civil), ya que la cuantía de los alimentos será proporcional a las necesidades del que los recibe, pero también al caudal o medios de quien los da».

Sentencia del TS, Sala Primera, de lo Civil, de 26 de junio de 2015, en la que pone de relieve que, si bien en los supuestos de custodia compartida cada progenitor, con ingresos propios, atenderá directamente los alimentos en los tiempos en que tenga consigo a los hijos menores, se plantea un problema cuando existen diferencias sustanciales en los ingresos y recursos de uno y otro. Por ello, acordó que, al ser sustancial la diferencia de ingresos entre los progenitores, el padre pagará 1.500 € al mes en concepto de alimentos, el 10 % del gasto de guardería, la cuota del club deportivo y la mitad de los gastos extraordinarios.

En la actualidad, los Tribunales mantienen la doctrina sentada por el Tribunal Supremo. Como ejemplo:

AP Alicante, Sec. 4.ª, 231/2019, de 3 de julio “se aprecia una notoria desigualdad en la capacidad económica de ambos cónyuges derivada precisamente la disparidad de sus respectivas situaciones laborales. Así pues, partiendo de dicha constancia, resulta necesario que se exija al padre una contribución acorde con el cambio de la situación a fin impedir que de la misma llegue a derivarse un perjuicio para los menores.”

AP Valencia, Sec. 10.ª, 771/2019, de 20 de noviembre Recurso 767/2019. Ponente: MANUEL ORTIZ ROMANI. “A tal efecto conviene recordar que la determinación de la cuantía de los alimentos, proporcionada al caudal o medios de quién los da y a las necesidades de quién los recibe ( art. 146 CC), es facultad del Juzgador de instancia -y por ende de la presente Sala- ( SSTS 20 diciembre, 28 junio 1951 21 diciembre 1951, 30 diciembre 1986, 18 mayo 1987 y 28 septiembre 1989).

A efectos de la fijación de alimentos, lo que el art. 146 del CC tiene en cuenta no es rigurosamente el caudal de bienes de que pueda disponer el alimentante, sino simplemente, la necesidad del alimentista, puesta en relación, con el patrimonio de quién haya de darlos, cuya apreciación de proporcionalidad, viene atribuida al prudente arbitrio del Tribunal Sentenciador de instancia ( SSTS 6 febrero 1942, 24 febrero 1955, 8 marzo 1961 20 abril 1967, 2 diciembre 1970 9 junio 1971 y 16 noviembre 1978) relación de proporcionalidad que en todo caso queda difuminada en el margen de cobertura de las necesidades (alimentación, vestidos, educación ocio, etc., en cuanto elementos integrantes del concepto jurídico de alimentos) del alimentista integrantes del llamado «mínimo vital» o mínimo imprescindible para el desarrollo de la existencia del mismo en condiciones de suficiencia y dignidad.”

En próximos post, seguiremos profundizando sobre el tema de la custodia compartida.

Rebeca Hidalgo Abogada. ICALI